Secciones

CloudBees, BitBucket, Grails e Integración Continúa

Inicio » Artículos » CloudBees, BitBucket, Grails e Integración Continúa
La categoría del artículo es
Escrito el 22 junio 2011, 10:45


En muchas ocasiones, el éxito de una idea reside en la rapidez con la que sepas llevarla a cabo y si esta idea además requiere de una aplicación, debes saber elegir que tecnologías y metodologías utilizar. Si por si fuera poco, el presupuesto inicial con el que cuentas es prácticamente nulo, debes acudir a soluciones gratuitas no significando esto que sean malas.

En este artículo voy a explicar como podemos utilizar CloudBees para desplegar nuestras aplicaciones en Grails utilizando como repositorio BitBucket y desplegando automáticamente las nuevas versiones de la aplicación a partir de los cambios subidos a nuestro repositorio.

Comencemos por BitBucket. BitBucket es un repositorio gratuito y privado (esto es muy importante ya que la mayoría no nos ofrecen esta privacidad) basado en Mercurial. Sí, ya sé que Mercurial no es de los sistemas de control de versiones más extendidos, pero si queremos esta privacidad y este precio (gratis), tenemos que conformarnos con esto.

BitBucket ofrece incluso colaboración entre usuarios hasta cinco de forma gratuita. Repito, pocos servicios ofrecen esto gratis. También puedes utilizar un wiki para generar documentación del proyecto e incluso tienen sistema de tickets integrado.

Pasemos al siguiente elemento de nuestro stack de aplicaciones que es “CloudBees”. CloudBees no es más que un servicio que te permite desplegar aplicaciones Java (o Grails en nuestro caso) en un servidor en producción. Esto se conoce como el RUN@Cloud. En la cuenta gratuita te permiten hasta 5 aplicaciones diferentes. Además de las aplicaciones, CloudBees también te ofrece la posibilidad de utilizar sus servidores de base de datos MySQL, también hasta 5 como máximo. Aquí es donde viene un problema con CloudBees y es que el tamaño máximo de estas bases de datos es únicamente 5 MB en la versión gratuita y el paso a la versión de pago la verdad es que me parece un poco cara (25$/mes por 1 GB). Ahí, no hay término medio.

La primera aplicación que desplegué en CloudBees fue el ManagerT1, esa aplicación que te permite jugar a la Fórmula1 con tu cuenta de Twitter y que la verdad es que no ha tenido mucho éxito, aunque ahí seguimos jugando un grupo de amigos (hasta que no regale un coche al ganador, creo que no voy a conseguir repercusión ;=)) y en ese momento, todavía no había nada de Integración Continua.

Sin embargo, recientemente y a raiz del artículo de Marco Vermeulen en el que hablaba de Integración Continua en CloudBees con Grails, me decidí a utilizarlo en las dos últimas aplicaciones que estoy realizando en la Universidad de Alicante (que por privacidad, no voy a poner aquí).

La integración continua de CloudBees se basa principalmente en una instancia de Jenkins (nuevamente gratuita) a la que puede agregarle tantas tareas quieras. Es lo que se conoce en CloudBees como el DEV@Cloud. Nosotros vamos crear una tarea, de tal forma que cada vez que se detecte un cambio en nuestro repositorio, se genere un nuevo archivo WAR y automáticamente se despliegue en nuestro servidor en producción. Por el momento no nos vamos a meter pruebas de cobertura, para no complicar demasiado el tema.

Pero antes de continuar, necesitamos instalar el plugin de cloudbees en nuestra aplicación Grails para facilitar el despliegue de la misma en nuestro servidor en producción. Para ello, simplemente ejecutamos en nuestro proyecto Grails el comando grails install-plugin cloud-bees que nos permitirá una serie de nuevos comandos en nuestra aplicación. Posteriormente a instalar el plugin, debemos también añadir unas entradas a nuestro conf/Config.groovy con unos datos que nos ofrece cloudbees en la página privada https://grandcentral.cloudbees.com/user/keys

cloudbees.api.url='https://api.cloudbees.com/api' cloudbees.api.key='CLOUD_BEES_API_KEY' cloudbees.api.secret='CLOUD_BEES_API_SECRET'

Básicamente, vamos a crear una tarea en Jenkins y la configuraremos de la siguiente forma (sólo especificaré aquellos campos donde debemos introducir información, el resto quedarán en blanco por defecto):

Datos generales
  • Nombre del proyecto: ManagerT1
  • Marcaremos Crear un proyecto de estilo libre
Configuración del origen del código fuente
  • Marcaremos sobre Mercurial
  • Repository URL: https://frangarcia:contraseña@bitbucket.org/frangarcia/managert1
  • Branch: default
  • Navegador del repositorio: BitBucket
  • URL : https://frangarcia:contraseña@bitbucket.org/frangarcia/managert1
Disparadores de ejecuciones
  • Marcaremos Consultar repositorio (SCM)
  • Programador: */5 * * * *
Ejecutar
  • De la lista Añadir un nuevo paso seleccionamos Build with Grails
  • Grails Installation: Grails 1.3.7
  • Marcaremos Force upgrade
  • Targets: clean test-app war “bees-app-deploy frangarcia/managert1 0.1.${env[‘BUILD_NUMBER’]} target/managert1-0.1.war”
Acciones para ejecutar después
  • Activate Chuck Norris (sí, lo tengo instalado, que pasa)
  • Marcar Notificación por correo
  • Destinatarios: Vuestra dirección de correo electrónico

Con esta configuración le estamos diciendo a Jenkins que cada 5 minutos compruebe si se ha producido algún cambio en el repositorio y en caso afirmativo realizará todas las operaciones especificadas en el target que terminarán por desplegar la nueva versión de nuestra aplicación, siempre y cuando todos los tests se pasen correctamente, esperando por supuesto que un maravilloso sol se pose sobre vuestra tarea en Jenkins lo que indicará que el despliegue ha ido perfectamente y que podéis seguir con el desarrollo de vuestra aplicación.


Espero tus comentarios...

Se han desactivado los comentarios a este artículo.